El Maule debe emparejar la cancha entre hombres y mujeres partiendo por casa

Por George Bordachar, candidato a gobernador regional. 

Hoy es un día muy importante en todo el mundo. Cada 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha institucionalizada por la ONU en 1975, y proclamada en 1977. Este día tiene su razón en las protestas del 8 de marzo de 1857 en Estados Unidos, impulsadas por miles de trabajadoras textiles que buscaban mejores condiciones laborales y el fin del trabajo infantil. Sin embargo, este hecho no sirvió para superar los abusos, pues el 25 de marzo de 1911 se vivió en Nueva York una tragedia sin precedentes, donde 123 mujeres murieron a raíz de un incendio provocado en una fábrica cuyos portones habrían sido trabados por el patrón; sin duda la historia muchas veces duele, pero debe servir como un remezón para cambiar el rumbo.

A raíz de este contexto, es interesante analizar cuál es el panorama actual de la región en materias laborales y sociales. El Maule está compuesto por 575.839 mujeres aproximadamente. De ellas, existía en 2018 una tasa de ocupación del 45% , diferencia sustancial en comparación a los hombres, la cual alcanzaba un 70%. Las mujeres, según el INE, ganan en promedio 27% menos que los hombres, cifra preocupante considerando que la pandemia ha hecho que el 88% de las mujeres que dejaron de trabajar no han vuelto al mercado laboral. Por otra parte, la violencia hacia la mujer ha sido un tema latente en nuestra región. Según SernamEG, en 2020, tres de las cuatro mujeres que fueron asesinadas en el Maule por sus parejas tenían menos de 29 años. Así mismo, las denuncias el año pasado por violencia contra la mujer aumentaron en un 62,3%.

Creo sinceramente que el respeto y la dignidad hacia la mujer debe ser algo enseñado desde casa.  Soy de una familia compuesta mayoritariamente por mujeres. Tengo 6 hermanas, 3 hijas y 1 nieta, y desde niño siempre se me dijo que hombres y mujeres éramos iguales. Uno de mis ejemplos de admiración siempre ha sido mi madre. Laboriosa y esforzada como ella sola, logró sacar adelante una familia compuesta de 11 hermanos. Mi madre, en su sabiduría, pudo transmitirme que el valor que tiene la mujer en una familia y en la sociedad es incalculable, y que sólo a través del respeto y la igualdad de oportunidades las mujeres podrán ser verdaderamente ser parte de ella.

Si en realidad queremos emparejar la cancha, debemos tomar acciones concretas como gobierno regional. No basta decir que buscamos más igualdad si no fomentamos la creación de Centros de la Mujer en todas las comunas del Maule, si no entregamos capacitación y herramientas a emprendedoras, y si no tomamos medidas para frenar la violencia y los femicidios. Por eso, me comprometo en este mensaje a que, si logro ser gobernador regional, estableceré un equipo paritario, compuesto 50/50, en donde no haya discriminación salarial ni de ningún otro tipo. Si queremos una sociedad más justa y equitativa, debemos partir por casa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *