Teléfono y Whatsapp: los medios más utilizados por profesores para educar en zonas rurales

Distintas estrategias han sido empleadas por los docentes del sistema escolar para comunicarse con los alumnos que viven en zonas rurales en el contexto de la pandemia por coronavirus.

El internet en lugares alejados de la ciudad ha presentado inconvenientes, de tal forma que los profesores han ideado diferentes acciones para continuar con la enseñanza-aprendizaje. Entre ellas, se encuentra la visita a los hogares de los alumnos para entregarles guías de estudios en los casos más complejos, por esto el uso del teléfono ha sido fundamental en la comunicación.

Al respecto, un estudio realizado el año 2020 por la Fundación 99 denominado Caracterización de la Educación Rural en Chile en Contexto de Pandemia por COVID-19, en colaboración con el Mineduc y otras organizaciones, dio cuenta que uno de los mayores porcentajes se debían al uso del teléfono apuntando a que un 73 por ciento de los docentes empleó la vía telefónica, 93% utilizó como medio de comunicación WhatsApp y un 60% creó grupos educativos de WhatsApp.

Esta realidad ha sido fundamental para continuar con la educación en los sectores más alejados, además de otros recursos empleados por los docentes para mejorar la enseñanza.  Lo importante es mantener el vínculo con los alumnos y mejorarlo.

“Hay muchos desafíos, pero creo que uno de los más importantes es no perder el nexo con los estudiantes, mejorar los problemas con la comunicación, quizá preocuparse de cómo poder mejorar el vínculo vía remota”, comentó Angelina Pastén, integrante de la mesa de Prácticas del proyecto de Formación Inicial Docente (FID) de la Universidad Católica del Maule (UCM) y coordinadora del equipo rural del Departamento de Formación Inicial Escolar del plantel.

Además, la académica destacó el rol que tiene una escuela rural para su entorno “Es un polo de desarrollo para la comunidad. Cuando se cierra, muere la comunidad. Ahí se juntan a hacer actividades deportivas, las mamás se reúnen a hacer alguna actividad, a veces es la única salida que tienen porque van a la reunión, a la escuela, a hablar con el profesor o profesora, por tanto, es muy importante preocuparse de acercar los medios para que la escuela se mantenga”, aseguró.

DOCENTES Y TECNOLOGÍA

Otro de los aspectos que mencionó la profesora es la capacitación de los docentes para el uso de las tecnologías, además la relevancia de mantener el vínculo con los apoderados y apoyarlos. “Lo más importante en este tiempo de pandemia es el cómo trabajar en conjunto. La familia, la escuela y la comunidad”, enfatizó.

Respecto al trabajo que se realiza en contextos rurales, el Proyecto FID de la UCM, trabaja desde distintas líneas para apoyar la educación. Una de ellas, es a través de las prácticas de los estudiantes de pedagogía del plantel en distintos colegios, tanto en zonas urbanas y rurales. Además del asesoramiento que se entrega a los profesores del sistema escolar vinculados con el FID para capacitarse en el uso de la tecnología, entre otros talleres que surgen de acuerdo a las necesidades.

“Los desafíos que han enfrentado los profesores en ejercicio y los estudiantes de pedagogía en sus prácticas, se han transformado en espacios de aprendizaje en aspectos didácticos y metodológicos, los más importantes son el trabajo colaborativo y la innovación en el uso de recursos ya conocidos como el celular, que ha permitido tanto a docentes como a futuros profesores organizar su procesos de enseñanza de manera que pueda superar las limitaciones impuestas por la enseñanza remota, sobre todo, en sectores donde el trabajo en línea no es posible dado que no cuentan con servicio de internet y donde el teléfono celular se transforma en la gran herramienta de comunicación de los estudiantes con el sistema educativo”, sostuvo Nancy Lepe, coordinadora académica del Proyecto FID de la UCM.

En ese sentido, continuó “El proyecto FID sigue trabajando a nivel de formación inicial y con los colegios que forman parte de su red para colaborar con algunas herramientas que posibiliten el aprendizaje de contenidos curriculares y de gestión de procesos de enseñanza y aprendizaje”, aseguró la coordinadora.

OTROS RESULTADOS

La encuesta también arrojó otros resultados. Entre estos, el 65% de los docentes envió guías y tareas en forma presencial, el 62% de los docentes dice que usó planificaciones y recursos propios. También el estudio reveló, que un 64% de los profesores declara que sus estudiantes no tienen acceso a internet y un 61% no cuenta con dispositivos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *